+51-973581918    •      info@joextravel.com    •    

Ningún síntoma por sí solo identifica claramente al mal de montaña. El diagnóstico del MAM es clínico, es decir, se basa en la valoración del conjunto de síntomas que presenta el afectado. Detectar el soroche rápidamente supone mayor facilidad para tratarlo, por lo que es importante acudir al médico para confirmar el diagnóstico y ser tratados. Entre las pruebas diagnósticas del mal de montaña se encuentran la auscultación, el análisis de sangre, radiografía de tórax o electrocardiograma.

Como remedio para el mal de altura, si los síntomas son leves, suele ser suficiente el reposo o aclimatación durante uno o dos días y una dieta rica en líquidos y azúcares. Es posible recuperarse a la misma altitud o a una ligeramente inferior que la que causó los primeros signos de MAM, pero bajo ningún concepto se debe continuar ascendiendo durante este período. En cuanto a las pastillas para el mal de altura, hay quien las usa como medida preventiva o de primeros auxilios, pero nunca deben ser sustitutivos de la asistencia médica. Es más, a veces estas píldoras pueden enmascarar los síntomas del mal de montaña y dar una falsa sensación de seguridad

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.